Cultura

Garabato, un espacio para la cultura

Cuando llegué a Garabato para conversar con su creador y propietario, me encontré con el más pequeño y bello rincón de amor dedicado a la lectura y la cultura. Porque además de ofrecer una maravillosa selección de libros, donde encuentras lo que necesites, tiene actividades culturales de toda índole. Su piso segundo es el espacio para los talleres. Allí, ese día, encontré también a dedicados padres compartiendo con sus hijos un taller de ilustración.

Y bien, Garabato comenzó su osadía hace tres años de la mano de Santiago Aguirre, un obstinado librero, pedagogo y fotógrafo,  que vio que un lugar como éste le hacía falta a Chía. «Aquí no había librerías entendiéndolas como un espacio cultural más allá de vender y comprar libros», dice.

Pues bien, contra viento y marea y sin mucho respaldo oficial, Garabato sigue su rumbo. «Lo hago por amor a los libros, ver a los niños contentos y a la gente que disfruta el lugar, es mi motor, así no haya apoyo porque lo ven como un espacio netamente comercial». Aunque Aguirre reconoce que de Idartes, de la Cámara Colombiana del Libro y de la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI) ha recibido respaldo, para poder subsudiar el valor de las actividades necesitaría que lo acompañaran mucho más en esta quijotesca aventura cultural.

Garabato tiene un club de lectura que se reúne una vez al mes, un club de escritura cuya actividad es cada sábado, presenta libros, trae autores, leen poesía, ha tenido tertulias con copleros campesinos, taller de encuadernación y la presencia de reconocidos autores como Carolina Sanín, Ricardo Silva y Evelio Rosero.

Vale la pena visitar Garabato este mes de noviembre cuando tiene una muy buena programación. El viernes 2, presenta el libro «Instrucciones para despertar una mariposa», de Francisco Montaña. El sábado 3, un taller Mindfulness para niños. El jueves 8, una lectura de poemas por Darío Jaramillo Agudelo. El viernes 16, lectura de poemas de Raúl Gómez Jattin. El jueves 22, la presentación de la última novela de Ricardo Silva «Cómo perderlo todo» y el sábado 24, la presentación de «El diario público» de Laura Acero, la mujer que desde 2015 lleva una biblioteca itinerante en su bibliocarrito Renault 4, con 150 libros infantiles que cambia entre viaje y viaje, entre más de 1.100 títulos que componen la colección.

Si apoyamos a Garabato, apoyamos la cultura.

Garabato
Av. Pradilla # 2 – 08 local8
Chía, Colombia

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *